Amor a primera vista más físico que emotivo

El fabuloso amor a primera vista del que nos hemos sentido en algún momento transportados, sí ese amor que llena poesías y desborda historias para todos, es más que un sentimiento sorpresivo, o una ilusión emotiva que nos conmueve, no hay tal amor a primera vista, solo por que sí, el amor ese que nos ha flechado al ver a alguien, claro que sí que es un sentimiento manifestado por nuestro cuerpo pero no precisamente interviene el corazón, sino algo  que viene de nuestra mente.

Estudios realizados por el Dr. Agustín Ibañez investigador de Psicología Experimental y Neurociencias, dan cuenta que ese flechazo, ese sentimiento que nos parece acelerar el pulso y nos hace pensar que ese alguien que lo provoca es quien nos ha cautivado a primera vista, es una activación del circuito del placer en nuestro sistema neurotransmisor, que ante esa persona que nos resulta atractiva, se activa haciéndonos sentir un sentimiento de apego y placer. Es una activación directa del sistema de recompensa que funciona igual en las adicciones, y que nos provee un placer inmediato.  En el caso de ellos, la simetría facial, la mirada puede activar esa sensación, mientras que en las mujeres, la inteligencia de un hombre, y cosas como la relación caderas cintura y aún la edad, provocan ese sentimiento que llamamos “flechazo”.

Independientemente de que sea una reacción física de nuestro sistema cerebral, y que siendo más realistas y teniendo en cuenta lo que el mencionado investigador ha descubierto, el corazón no interviene en esa sensación que nos subyuga de alguien más. E insisto independientemente de ello y a pesar de ello, esa sensación de placer inmediato, ese mecanismo de recompensa, ese “flechazo”  es lo que nos mueve el mundo en un determinado momento y por ese flechazo nos arriesgamos a intentar conocer más sobre de alguien que puede convertirse en parte importante de nuestras vidas, un proceso físico de nuestro organismo que sí, eso pienso, nos lleva al estado maravilloso de la emoción del enamoramiento.

También te interesará:

El sexo y el ritmo de los dos

Leave a Reply