Boda imposible | Princesa Margarita y Peter Towsend

En los años 50 las jóvenes princesas de Inglaterra, Isabel y Margarita estaban en edad de casarse.  La rebelde Margarita no era como su hermana Isabel controlada y distante, ella solía ser la alegría en todo lugar, y era de los miembros de la familia real más estimado por los servidores del palacio.  Por aquella época ambas princesas conocieron al oficial Peter Townsend  destinado a ser el chofer de las princesas.

Jóvenes los tres,  pronto se encontraron jugando poker o charlando mientras las princesas necesitaban del chofer para su servicio. La relación entre Margarita y Towsend se volvió cercana tanto que se enamoraron y lucharon por mantener en secreto su amor.    Pero un amor apasionado no podía ocultarse y la tormenta se desató cuando la joven Margarita informó a sus padres de su amor por el oficial Towsend lo que recibió fue una reprimenda y la prohibición de hablarse con él, mientras el pobre fue destinado lejos y no volvieron a reencontrarse.

Margarita se casó en 1960 con un famoso fotografo de sociedad y desde aquel día en Londres cuando se despidió del amor de su vida para cumplir con sus obligaciones como princesa y olvidar al que amaba y no podía tener como marido porque la casa real no aprobaba la boda de una princesa con un divorciado, no volvió a ser felíz a pesar de vivir como lo que era, una princesa.

También te interesará:

La boda más cara hasta hoy

Vestidos de novia inolvidables

Leave a Reply