Conoce como usar un preservativo femenino, sus ventajas y demás detalles.

Sin dudas las relaciones sexuales  son parte fundamental de la vida de toda mujer y es por esto que conocer cuáles son los métodos para evitar un embarazo o enfermedad, es un pilar fundamental, para así poder disfrutar al máximo de este regalo de la naturaleza como es el sexo.

Las pastillas anticonceptivas son muy eficaces, pero requieren de un estricto cumplimiento de las indicaciones médicas si se desea que lleguen a proteger un 100%, otro caso es el condón masculino, en ocasiones las mujeres pueden sentirse poco seguras que sea el hombre quien tenga el mando en la parte de la protección y en otros casos la alergia al látex o incomodidad a su olor, por tanto el condón femenino en estos casos es la mejor opción.

¿Qué es un preservativo o condón femenino?

Sencillamente es un método anticonceptivo, que está fabricado de poliuretano o nitrilo, a diferencia del látex con los que se hacen los masculinos. En los hombros los preservativos actúan envolviendo el pene para así evitar el contacto directo con las paredes vaginales, sin embargo el condón femenino actúa cubriendo por completo el interior de la vagina, para así bloquear cualquier contacto, bien sea para evadir el semen o patógenos.

Su difusión no es tan masiva como los condones para caballeros, pero aún así el preservativo femenino es una pieza fundamental para la plena vida sexual de muchas mujeres hoy en día.

¿Cómo colocarse un preservativo femenino?

En pleno acto sexual es un poco incómodo parar un instante para insertar este método en el interior de la cavidad vaginal, sin embargo es necesario hacerlo, a fin de lograr una completa protección. De hacerse en cualquier instante antes de la penetración.

Los pasos para colocar un condón femenino son los siguientes:

  1. Primeramente estar calmada o al menos intentar estarlo en medio del acto sexual, una vez consciente del hecho abrir delicadamente la envoltura, aquí existe un detalle primordial, ya que la mayoría de chicas llevan las uñas largas y estas pueden generar microrroturas, así que un cuidado excesivo es fundamental, para sacar el condón femenino de su empaque.
  2. Colocarse en la posición adecuada, bien sea de cuclillas o apoyar una de las piernas en una silla, de esta manera será mucho más fácil introducir este método en el introito vaginal.
  3. Introducirlo puede ser la parte más entretenida, ya que puede hacerlo la mujer o su pareja, y puede servir como parte del juego previo y así estimularse mutuamente más ambos individuos. El preservativo femenino tiene 2 anillos, el más pequeño ira dentro de la vagina y el más externo fuera de ella. Debe introducirse con delicadeza abriendo los labios mayores de manera sutil, pero que permiten el buen deslizamiento del condón en el interior vaginal.
  4. Durante la acción es importante que la mujer guíe al hombre, es decir que ella sea quien se asegure que el pene entrará dentro de la vagina dentro de los extremos del preservativo, ya que este debe quedar unos 2,5 cm fuera de los labios mayores para cumplir dicha función. Ahora si será momento de disfrutar del regalo más hermoso de la naturaleza como es el sexo.
  5. Una vez culminado el acto y posterior a la eyaculación masculina, se debe tomar al preservativo femenino de sus bordes externos y enrollarlo, de manera que el semen bajo ninguna circunstancia tenga contacto con la vagina, ni vulva o labios. Una vez enrollado se debe sacar con delicadeza y ser desechado, ya que no es reutilizable, cada condón será usado tan sólo una vez.

Ventajas del preservativo femenino

Muchas son las ventajas de este método de protección, entre ellas se pueden mencionar:

1 Protección contra patógenos, entre ellos el Virus del sida, VPH, entre otros.

  1. si se usa debidamente se evita el embarazo, puede existir la posibilidad de romperse, en caso de no ser puesto debidamente, pero su efectividad supera el 90%.

2 No es necesaria la erección completa del pene para ponerlo en su sitio, así que puede hacer más dinámica la práctica sexual.

  1. Es la mejor opción para que las mujeres e inclusive hombres con alergia al látex.

Sin dudas los preservativos o condones femeninos, son un medio no tan difundido de protección durante las relaciones sexuales, pero resulta más eficaz que una T de cobre por ejemplo y menos incómodos que un diafragma. Así que tenerlos en cuenta como una opción primordial, sin dudas incrementará en gran medida el disfrute de muchas parejas dentro de la alcoba.

 

 

 

 

Leave a Reply