Consejos para convivir con un hombre celoso

Sentir celos es un sentimiento normal en todos, se siente en mayor o menor medida, son celosos ellos como ellas, y los celos descontrolados pueden dañar irremediablemente cualquier relación. Pero como todas las cosas en la vida, hay muchas maneras de sobrellevar el asunto, cuando el celoso es él y no tú, porque lógicamente hay dos formas de ver el asunto, pero si eres tú la que debe enfrentar sus ataques de celos quizá es hora de tomar en cuenta algunos de nuestros consejos para convivir con un hombre celoso.

Hay tres clases de celosos, el problema es tan importante en las relaciones con los médicos determinaron ya hace tiempo la clase de celos que sienten los que se dejan llevar permanentemente por esa forma de inseguridad y control.  Celoso posesivo irracional, el que no quiere compartir a su mujer con nadie y quiere que el universo de su pareja se limite  a él solamente, no entiende razones y casi cualquier cosa es motivo para dejarse llevar por la rabia de los celos. Celoso sexual, éste quizá sea el celoso más problemático y limitante, el que por falsos conceptos sobre la feminidad y el sexo, se piensa que el disfrute sexual de la mujer es una forma de perversión femenina y que las mujeres “decentes” no deben disfrutar jamás del sexo. Celoso emotivo, es aquel que teniendo sus inseguridades particulares las transfiere en una forma de resentimiento revestido de celos hacia su mujer, quizá han tenido distintas vidas, provienen de distintos status, y tienen diferentes carreras y triunfo profesional, se siente amenazado, inferior y ¡celoso!

Controlando a ese celoso que amas, hay que poner mucha atención y darle solución o la vida puede convertirse en un infierno.  El celoso posesivo, demanda una sinceridad absoluta de tu parte, ¿no has provocado ese sentimiento? a veces lo hacemos de manera inconsciente.  Lo importante es hablar claro, plantearle lo inútil de unos celos infundados y ser siempre sincera, la mentira puede convertirlo en una explosión de celos violentos.  Hay que hablar el asunto, mostrar el por qué no hay razón de los celos, y hablar sobre lo que él espera y tu puedes dar, que los celos no limiten tu vida, pero deben ser tomados en cuenta para controlarlos sobre todo si él te importa tanto como para convivir con él, y para que la convivencia sea armoniosa.

Los celos emotivos tienen fundamentos más complicados, pero son fáciles de sobrellevar sobretodo porque tu pareja solo necesita un poco de seguridad, no le compares con nadie, no le impongas tu forma de ser o pensar, anulando su propia forma de ser, él te habrá gustado por ser como es, no pretendas convertirlo en otra persona porque eso despierta los celos por aquellos que son como tu le dices que te gustaría que fuera, si él no te gusta como es, entonces habrá que dejarle antes de dañarlo y dañarse.  En la casa del celoso sexual, la alcoba es el lugar de los problemas, a él le gustan las pasivas sexualmente, tomar la iniciativa lo pone de celoso total así que en este caso no queda más que buscar ayuda especializada, no queremos que un día te enfrentes a la triste situación de sentirte sexualmente insatisfecha por una condición de celos que requiere ayuda especializada y puede solucionarse fácilmente.

También te interesará:

La infidelidad las sospechas destruyen tanto como la realidad

Leave a Reply