Consejos para elegir menú de bodas acorte al estilo de la recepción

Escoger el menú de la recepción de bodas es algo complicado, hay que escoger alimentos que satisfagan a todos y adecuarse a un presupuesto, combinar ambas cosas de verdad que lleva su trabajo.  Sobretodo hay que tener en cuenta que a menos que sea una reunión familiar lo ideal es hacer un gasto mayor pero éxitoso de encargarle a un servicio de bodas los alimentos y el servicio, más de 25 personas es un trabajo excesivo para los inexpertos parientes de la novia, los invitados no serán atendidos tan bien como quisiéramos y todos los involucrados terminarán exhaustos sin haber disfrutado casi nada.

Hay que elegir el menú acorde a la tempora: si la boda es una boda veraniega, es indudable que los platos deben ser lo más frescos posibles, hay que elegir platos liviamos y carnes blancas, deliciosas ensaladas, bebidas refrescantes, un pastel de boda blanco, nada de chocolate que se derrita y champan burbujeantemente frío.

Si la recepción es una fría noche invernal o el final de una tarde, los platos fuertes pueden ser carnes rojas, muchas pastas o arroz, vegetales gratinados o sofritos diferentes de los vegetales frescos de primavera, muchas bebidas frías pero también opciones de bebidas calientes, té de sabores, café, chocolate, leche. Un pastel de bodas de chocolate si eso gusta y champán.

Otro aspecto que influye sobre la boda es la hora: aunque poco se realizan a temprana hora del día, algunos prefieren casarse una soleada mañana de primavera, invitando a los amigos a un desayuno como recepción de bodas en ese caso, un delicioso desayuno con cereales, opciones de huevos, yogurts, frutas de la estación, leche, té, café, panecillos de sabores, una tarta deliciosa y mucho café, y el champán que jamás puede faltar en la boda.  Se pueden servir unas deliciosas combinaciones de entremeses o tortillas y hay que tener en cuenta comida liviana o light para los que mantienen dieta.

Para la hora del almuerzo, la recepción de la boda, deberá contener deliciosos entremeses salados, ensaladas frías con varias opciones de aderezo, carnes blancas o rojas, pastas, arroz, o purés, bebidas frías, pastel de bodas, champan frío y café o té para cuando la tarde ha llegado y la recepción aún dura.

Una recepción de bodas nocturna, entremeses, carnes blancas o rojos, ensaladas, café o té, champán y pastel de boda. bebídas frías y calientes.

La opción puede ser meseros sirviendo para lo cual el menú ya está completamente definido se sirven los platos tal cual se han pensado. O también se opta por mesa buffet en donde cada invitado pueda servirse, si se cuenta con presupuesto dos opciones de carne o dos opciones de ensaladas, pasta y arroz, pero si el presupuesto es limitado será solo un plato por cada opción y se puede variar con más variedad de bebida, o más variedad de aderezos.  En todos los casos y si la recepción contempla la llegada de niños habrá que adaptar el menú a medidas pequeñas para los pequeños y quizá siempre si se cuenta con presupuesto crear un menú infantil para que los chicos también disfruten.

También te interesará:

Una boda quiénes y qué pagan de la boda

Consejos para celebración de pedida de mano

Leave a Reply