Consejos para mantener la emoción en la alcoba

Siendo sinceras la emoción de la luna de miel o de los primeros encuentros íntimos, dará paso a la costumbre y a la rutina si no tienes en cuenta que él sintiéndose más cómodo en una relación que ya se ha trazado como permanente o habiendo pasado por la vicaría se siente menos inclinado a probar cosas nuevas o entusiasmarse, ellos son así y nadie va a cambiarlos, así que por ese lado no lo intentes.

Solo queda lo que tu puedas hacer para evitar que esos encuentros se vuelvan realmente deprimentes, y ahora te asustarás al enterarte que muchas veces y sin querer eres tú y nadie más quien sabotea la emoción del sexo, en el momento culminante, durante los juegos previos, o cuando sea ¿por qué? porque sencillamente la mayoría de mujeres no logra desconectar las cosas que le preocupan o las cosas por hacer o algo que tendría que haberle dicho durante la cena y las recuerda o ¡lo peor! las guarda para  cuando él no quiere oir nada de eso.

Así que estos consejos para mantener la emoción en la alcoba, no son el descubrimiento de algo nuevo, son pequeños tropiezos que se comenten a la hora en que lo único que debes pensar es en sentirte bien y que él se sienta tan bien como aquel día cuando por primera vez emocionados, se encontraron olvidándose de todos y todo, concentrados solo el uno en el otro. Atenta…

Hablar sobre lo te gustaría que él cambiara, mejor olvidas el tema siempre en todo lugar, puedes probar a cambiar algunos malos hábitos sutilmente pero si le hablas de cambiar su modo de vestir, comer, vivir, o pensar en el dormitorio y cuando menos debes hacerlo ten por seguro que lo que menos querrá será acercarse a ti porque siempre pensará que empezarás con tus parloteos sobre ese cambio que quieres hacerle.

Hacerte los tratamientos cuando él está romántico, luego de convivir o no con él pero conociéndole, a menos que quieras que te abandone pronto, no te apliques la máscara, te embadurnes el pelo con los acondicionadores, te hagas la manicura y demás rutinas de belleza cuando has notado que él anhela un poco de acción, eso es la peor manera de emocionarlo.

Hablar de la familia, suegros, hermanos, primos y demás: a menos que haya ocurrido algo grave que para eso debes ocuparte antes de ir a dormir, no le informes en el momento en que se concentra en el amor, que alguien ha llamado, que quizá venga alguien a verlos, o que irás a comer con la prima, olvida todo eso porque eso sólo apagará la llama.

Contestar al móvil o teléfono, o ver la hora que es, mientras él se ocupa del placer ocuparte tu de estos menesteres es la peor  forma de ser cortés en la cama, así que listos para el amor, olvidate de todo, incluido el móvil, ¡apagarlo!  

Preguntas tontas: nada peor para hacerlo perder la concentración  que preguntarle si aún te ama, si te encuentra bella, si eres la mejor chica con la que ha estado, o recordarle aquella novia de la que ni él mismo se acuerda, o lo peor y con esto conseguirás  quedarte no solo sin emoción sino que sin pareja, mencionarle un hombre de tu pasado, o recordar algo que sabes que él no querría que recordaras.

También te interesará:

Consejos para convivir con un hombre celoso

Consejos para mantener la armonía sexual de la pareja

Leave a Reply