Crea tus propias fragancias y perfumes caseros paso a paso

En esta ocasión os traemos la forma de que puedas hacer aromatizantes caseros de una manera muy sencilla y rápida. Te indicamos paso por paso todo lo que debes realizar para que puedas empezar a disfrutar en tu hogar u oficina de un dulce olor que a buen seguro mejorará el ambiente de la habitación o de tu ropa.

Crear tu propio aromatizante casero tiene muchas ventajas para ti, que van más allá del ahorro que supone realizarlo por ti misma y no comprar uno artificial, entre las cuales podemos destacar la contribución a la conservación del medio ambiente y a la mejora de la salud al evitar la inhalación de productos tóxicos con los que cuentan los ambientadores que podemos encontrar en cualquier supermercado.

En este artículo hablamos tanto de cómo hacer fragancias para nuestra ropa como para el ambiente.

Cómo crear fragancias caseras para ropa

En primer lugar se hará la fragancia perfecta para ropa, necesitando para ello una taza de agua, un embudo, aceite de almendras dulces, una pequeña botella de plástico, esencia de vainilla (o de cualquier otro olor que se quiera) y alcohol.

Una vez contamos con todos los productos necesarios para poder hacerlo tan sólo se deben seguir estos sencillos pasos para poder hacer un aromatizante casero para ropa:

  1. Cogemos la pequeña botella de plástico y colocamos sobre ella el embudo. Vertimos sobre ella agua limpia, llenando la botella hasta aproximadamente la mitad de su capacidad.
  2. Con la botella medio llena de agua, se completa llenando la otra mitad con alcohol.
  3. Con nuestra mezcla de agua y alcohol ya hecha, colocamos unas gotas de aceite de almendras y unas 6-8 gotas de esencia de vainilla (u otra que nos guste más). Incluso se pueden utilizar unas gotas de un perfume en lugar de la esencia de vainilla, haciendo así aún más “exclusivo” nuestro perfume casero.
  4. Con la mezcla con agua, alcohol, aceite de almendras y sus gotas de esencia, se procede a tapar la botella de plástico y a agitarla muy bien durante varios minutos.
  5. Tras haberla agitado de la forma correcta ya estará listo para usar nuestro perfume de ropa casero, por lo que ya solo habrá que utilizarlo para comprobar que funciona.
  6. Se rocía nuestro aromatizante sobre la ropa antes de guardarla en el armario para que siempre huela bien. No tienes por que tener miedo de que los aceites o esencias puedan manchar la ropa, ya que por eso se ponen pequeñas cantidades de ambas.

Cómo hacer perfumes caseros para el ambiente

Sin duda hacer fragancias y aromatizantes caseros para el ambiente es una buena forma de mantener una oficina o casa con un buen olor. Existen dos métodos para hacer este tipo de aromatizante, los cuales te explicamos a continuación.

Necesitamos frascos de vidrio, agua de rosas, bolitas hidro gel o tierra en gel, esencia de vainilla o cualquier otra (o gotitas de un perfume), flores plásticas y agua.

Método 1

  1. Cogemos un frasco de vidrio perfectamente limpio y se vierte sobre el el agua de rosas para que adquiera un aroma a flores.
  2. Introducimos unas bolitas de hidro gel, que empezarán a inflarse y a tomar el agua de rosas. Al pasar esto olerán y desprenderán el aroma poco a poco.
  3. Hecho lo anterior, si se desea, se puede decorar el bote de vidrio, pudiendo ya se disfrutar de un rico aroma floral.

Método 2

  1. Cogemos un frasco de vidrio y vertimos sobre él agua limpia.
  2. Colocamos de 5 a 8 gotas de nuestro perfume favorito o esencia de vainilla (u otra que sea de nuestro agrado).
  3. Mezclamos ambas sustancias.
  4. Colocamos unas bolitas de gel, que al igual que en el método 1 se encargarán de tomar nuestra mezcla, inflarse y  desprender el aroma. Pueden tardar unas horas en que el gel absorba el agua.
  5. Si queremos podremos decorar nuestro bote utilizando flores plásticas o aquello que consideremos.

Cómo has podido ver es muy sencillo hacer fragancias caseras tanto para la ropa como para el ambiente.

La importancia de utilizar perfumes caseros

Tener este tipo de ambientadores tiene la gran ventaja de poder hacer que al llegar a nuestra casa seamos recibidos por un agradable aroma limpio y con olor a nuestras fragancias preferidas. Más allá de ello el empleo de aromatizantes caseros también sirve para acabar con ese olor a comida o a tabaco que muchas veces sin darnos cuenta nos puede acompañar por encontrarse en el ambiente de nuestro hogar o negocio.

Para acabar con estos olores que no nos gustan es mejor recurrir a este tipo de soluciones caseras que no a los habituales aerosoles que, aunque sirven para un momento concreto, contribuyen a agrandar el agujero de la capa de ozono. Los aromatizantes aquí indicados son la solución perfecta, tanto por su precio, que será muy económico hacerlos, como por sus ventajas medioambientales.

Ya ves lo fácil y rápido que se puede hacer uno de estos ambientadores ecológicos para tu hogar, así que no pierdas el tiempo y haz tus propias creaciones. Ten en cuenta que los aromatizantes que se venden en comercios y que aseguran tratarse de olores naturales no suele ser cierto, ya que la realidad es que llenan nuestro ambiente de elementos químicos y tóxicos que pueden afectarnos tanto a nosotros mismos como a nuestras mascotas. Utilizar ambientadores artificiales hace que nos encontremos expuestos a una continua inhalación de sustancias tóxicas, las cuales son tremendamente perjudiciales para niños, mujeres embarazadas y personas con algún tipo de problema de alergia o asma.

Otra gran ventaja que tienen los perfumes caseros es la gran variedad de ellos que podemos crear, ya que las posibilidades son prácticamente ilimitadas. Podremos usar para ello cualquier perfume que tengamos por casa o una de las gran cantidad de esencias de vainilla, coco, rosa, limón, canela, lavanda… y ya tendremos nuestro propio ambientador personalizado y a nuestro gusto. Se acabo el tener que buscar en el supermercado un perfume que nos agrade. Ahora llega el momento de hacer los nuestros propios y disfrutar de un ambiente perfecto en nuestro hogar o lugar de trabajo.

Leave a Reply