El pastel de bodas y la fertilidad

Sin duda les resulta sorprendente eso del pastel de bodas y la fertilidad,  y seguro muchas veces se han preguntado de dónde viene la antiquísima tradición de convidar a los invitados a un pastel de bodas, sobretodo les inquietará saber ¿por qué tanta importancia alrededor del lindo pastel de bodas?  Los pasteles de boda se conocen desde la época de la floreciente Roma, en aquel entonces los esponsales se celebraban por todo lo alto e involucraban a muchos invitados que llevaban consigo pastelillos diminutos de preparación casera para lanzarse a la novia, como símbolo de su deseo que la nueva pareja logrará una triunfal fertilidad y tuviera mucha descendencia.

De Italia la costumbre se fue propagando por Europa quizá la más significativa sea luego de la romana, la de la campiña inglesa en donde los novios se besaban sobre una pila de pastelitos pequeños llevados por los invitados. Como sucede con todo el pastel de bodas se fue convirtiendo en algo más que bizcochitos hasta el 1600 cuando ya aparece propiamente un pastel de boda alto conformado por varias tortas en tamaño descendente en Francia.

Hoy en día el pastel ya no es blanco como solían ser los primeros pastelitos y el primer pastel de bodas propiamente dicho, ese blanco indicaba la pureza de la novia, ahora son tan coloridos como se desee pero después de todo por muy modernos que hoy sean, el pastel sigue siendo un anhelo de descendencia para la pareja y una muestra de amistad entre convidados y recién casados.

También te interesará:

Alianzas de boda consejos para elegir bien

Canciones para una boda

Leave a Reply