La madrina de la boda, quién debe ser elegida

Al igual que el padrino de la boda, la madrina no puede ser cualquier amigo lejano o algún compañero de trabajo solo porque sí, es un rol importante en la boda, una de las personas que se encargará de apoyar a la novia como lo hace el padrino con el novio, y por lógica una siempre elegiría a una de sus más allegadas, alguien en quien sabemos que podemos confiar y que está ahí para acompañarnos en una etapa trascendental de nuestras vidas, la boda.

La madrina siempre es por tradición una pariente cercana de la novia, una prima, una hermana, una tía, una cuñada, quizá la mejor amiga de infancia, pero como todos esos lazos filiales que les he mencionado, es definitivamente aquella con quien queremos compartir el día.  Hay algunas tareas imprescindibles de la madrina de la boda, razón por la que debe ser alguien que conocemos y en la que podemos confiar en que se involucrará en la boda con cariño y atención.

  • La madrina se encarga de ayudar a la novia con el envío de las invitaciones y desde el momento en que en ella recae el papel de madrina de la boda, apoyarla y ayudarla en todo lo que sea posible en las elecciones de todo lo relacionado con la boda.
  • Se encarga de organizar a las damas de honor, de escoger y enviar invitaciones cuando se hace necesario.
  • De organizar la despedida de soltera, y acompañar a la novia en todo el proceso desde elegir el maquillaje hasta el día de la boda cuando le ayudará con la cola del vestido, el bouquet y todo aquello que haga a la novia sentirse que tiene a su lado una mujer que le aprecia y está ahí para ayudarle a hacer de su boda algo maravilloso.
  • Al igual que el padrino firmará como testigo del enlace civil y desde luego participará en los brindis de la boda.

También te interesará:

Padrino de boda la mejor elección

Leave a Reply