Las cualidades benéficas de un beso

Suele suceder que de  tiernos besos al principio de una relación, hasta apasionados besos en el frenesí del enamoramiento total se puede llegar sin casi darse cuenta a aburridos besos,  cuando la relación se cimienta, será porque cómodos que somos los seres humanos nos dejamos un día llevar por la rutina y nos parece, y a veces ni siquiera nos damos cuenta, que dejamos de besarnos y si lo hacemos los besos resultan casi una obligada rutina de pareja, que a nadie satisface y quizá hasta más saludable fuera pasar de besarnos.

Y he ahí que quizá hasta podrían ustedes pensar, que seguros ya uno del otro en cuanto al amor, poco o nada importa una manifestación tan clara del sentimiento como es un beso, y ese pensamiento lejos de ser algo lógico es lo más cercano a empezar a caer en el aburrimiento y un día nos veremos pensando en que extrañamos aquellos besos, sin también intentar recuperar el hechizo porque…”así estamos bien” y “es normal que nos besemos menos después de tanto tiempo” (a algunos un año o meses cuando  se han acomodado en una relación les parece “mucho tiempo” y a otros los años les habrán convertido en perfectos extraños, por la pereza de no regalarse un beso).

El beso es indispensable en la relación, nos lo dicen los expertos, aunque quizá lo hagamos mecánicamente el hecho de tener la atención de darle un beso a ese alguien que nos importa, le recuerda que nos es importante y que seguimos estando interesadas en su persona, y aunque a algunas leyéndome ahora les parezca ridículo, de un beso que se perdió un día y al que siguieron muchos besos no dados, se puede llegar a tal tedio que un día nos encontremos frente a la infidelidad, cuando un@ se piense que alguien más puede darle esos besos que no tiene en su pareja.

Así que como dicen, no solo hay que serlo sino parecerlo, si tu pareja te interesa es hora de tener presente que un beso o muchos besos, los que quieras le recordarán el motivo por el que han terminado juntos, y ten la seguridad que el viejo sentimiento de “dar y recibir” se cumplirá aquí muy bien, a los besos que des vendrán muchos besos recíprocos. Y si hasta aquí no te has convencido, algunos aspectos que no debes ignorar sobre los besos: besar calma el alma, libera emociones reprimidas, aplica el complejo de rechazo, un beso apasionado moviliza 29 músculos, el beso ejerce una presión de 12 kilos entre un rostro y el otro, un beso bien dado eleva los látidos del corazón de 70 a 150 por minuto, y bueno ya sabemos todas y si alguna no lo sabe ahora lo sabrá, la boca es la zona más excitable del cuerpo humano.

También te interesará:

El hombre ideal ¿un mortal o un princípe?

Consejos para sobrellevar un rompimiento

Leave a Reply