Padrino de bodas, la mejor elección

Resulta complicado elegir al padrino de bodas, cuando el novio y la novia piensan en alguien diferente el uno y el otro, o quieren dejar de lado la tradición en algunos lugares de que el padre de uno de los contrayentes es el padrino de bodas acostumbrado.  Realmente hay que tener en cuenta que el padrino de bodas no es alguien que se elige solo porque sí, que casi que puede ser algo por ser “políticamente conveniente” por decirlo así, como el jefe de alguno de los contrayentes o un conocido eso, conocido no amigo.

El padrino de bodas debe ser un amigo de la pareja sobretodo se considera para tal distinción al mejor amigo del novio, a un hermano o a un primo cercano.  Si no han escogido el padrino de bodas y no se ponen de acuerdo solo deberán evaluar ¿qué tan cercano es la persona en la que pensamos? ¿lo consideramos un amigo entrañable como para acompañarnos en este paso tan importante de nuestras vidas? ¿estamos confiados con base en la relación que con él hemos tenido de que podemos confiarle la responsabilidad que conlleva ser padrino? la respuesta a estas interrogantes sin duda dislucidará quién es el padrino ideal.

El padrino se ocupa de apoyar al novio, de ayudar en algunas cosas de la boda que están destinadas a que el padrino realice. 

  • Transportar a la pareja de la ceremonia a la recepción de bodas y luego al aeropuerto o a casa. 
  •  Debe ocuparse de guardar las alianzas de boda. 
  • Organiza la despedida de soltero del novio.
  • Ayuda en la organización de traslados de invitados cuando se requiere.
  • Hace el brindis inicial
  • Y cuando la pareja se ha marchado acompaña a las familias de los novios en atender los invitados.

¿Interesante no? por eso siempre es un amigo cercano el padrino de bodas, porque un amigo es aquel a quien confiamos nuestras cosas y podemos contar con él siempre.

Leave a Reply