¿Por qué tengo hemorroides? Causas y tipos de hemorroides

¿Qué son las hemorroides?

No existe una definición exacta de lo que son las hemorroides y que las causa, básicamente son un conjunto de tejidos en el conducto anal, que contienen vasos sanguíneos. El conducto anal está situado al final de la via intestinal, este es el último paso antes del ano.

En contra de lo que la mayoría de la gente pueda pensar todos somos portadores de las hemorroides. La complicación aparece cuando aumentan de tamaño y entonces es cuando hay que buscar remedios para las hemorroides. La distribución del problema es general en todo el mundo, afectan por igual a hombres que ha mujeres y en mayor proporción en edad adulta.

Las hemorroides son divididas en dos grupos, las hemorroides internas se forman en la parte superior del conducto anal, las hemorroides externas las encontramos en el tramo final del intestino. La aplicación de remedios para hemorroides es más complicada en las internas por las dificultades que tienen para su accesibilidad.

Como hemos comentado al principio las hemorroides son masas de tejidos con vasos sanguíneos, estos grupos de tejidos al aumentar de tamaño son arrastrados provocando los problemas de dolor o picor y sangrado.

¿Qué causa las hemorroides?

No hay una causa concreta para la aparición de las hemorroides, si se conocen factores que pueden influir en su desarrollo.

Una dieta baja en fibras así como pasar demasiado tiempo en el inodoro, tener que realizar esfuerzos para conseguir una evacuación intestinal o el movimiento de los intestinos. Todo ello influye en la causa de las hemorroides y para que tengamos que buscar remedios.

Existen otros casos puntuales que causan su desarrollo como el embarazo aunque su razón no está clara, otro caso que también influye en su aparición pero cuya incidencia es menor y no debe ser motivo de alarma, es la aparición de cierto tipo de enfermedades.

El arrastre de las hemorroides por una pérdida de sujeción a las paredes intestinales, ya sea por el esfuerzo en el movimiento intestinal como por la desaparición del tejido de soporte que a causa de la edad o de cualquier otra circunstancia que pueda afectar a este tejido que actúa como anclaje de las hemorroides a la pared intestinal. También aparece como causa de las hemorroides y obligarnos a ponerlas remedios.

causas de las hemorroides

Tipos de hemorroides

Las hemorroides son la hinchazón de los tejidos venosos situados en el conducto anal, se producen cuando los tejidos se agrandan y pierden soporte. Es una dolencia exclusiva de la especie humana y tienen una incidencia muy elevada, más de tres cuartos de la población ha padecido hemorroides a lo largo de su vida. Su presencia suele ser más comunes en las personas mayores y en el caso de los jóvenes en las mujeres embarazadas. Sus remedios son variados pero se pueden dividir en dos grandes grupos: los quirúrgicos, con intervención médica y los no invasivos sean médicos o no.

Las hemorroides se diferencian por su situación y se clasifican por las molestias que ocasionan. Las hemorroides internas están situadas en el interior del recto y su catalogación viene dada por la gravedad y la frecuencia con que sobresalen por el conducto anal:

  • Grado 1 sin sobresalir es un sangrado sin dolor y se puede producir después de alguna evacuación.
  • Grado2 sobresalen las hemorroides después de una deposición y después vuelven a su lugar.
  • Grado 3 deben ser devueltas a su origen de modo manual.
  • Grado 4 sobresalen constantemente aunque se vuelvan a situar, con y sin sangrado pueden ser dolorosas en caso de estrangulamiento.

 

Cómo se forma una hemorroide externa

Las hemorroides externas se forman bajo la piel en la abertura anal, se pueden hinchar y cambiar de color si se produce un trombo. El trombo se da cuando se forma un coagulo en el interior, este coagulo no es peligroso para la salud. Estas hemorroides externas pueden producir picazón y ser muy dolorosas.

Las hemorroides son causadas por la presión en las venas del recto que normalmente puede darse por esfuerzo de los tejidos. Factores que influyen en ese esfuerzo pueden ser estreñimiento, diarrea, esfuerzo con objetos pesados, una mala postura o la falta de ejercicio al estar demasiado tiempo sentado, una dieta pobre en fibra, el sobrepeso y más causas no tan comunes.

Los síntomas de las hemorroides externas más comunes son picazón, ardor o dolor y el sangrado que suele producirse durante la defecación. La pérdida de sangre roja muy brillante tras una evacuación pueden ser el aviso de una hemorroide interna, en cantidades pequeñas no es un problema grave. En caso de continuar el sangrado o si aumenta la cantidad ya comienza a ser motivo de una visita al médico para que confirme el diagnostico.

Conviene tener en cuenta que ese sangrado al que no se da importancia puede conducir a una anemia, debilidad o una infección. También es conveniente comprobar si el sangrado es provocado por los movimientos del intestino así como el color del sangrado, en caso de no ser rojo vivo como hemos indicado anteriormente sino oscuro puede ser una señal de problemas más serios en el tramo alto del colón.

Leave a Reply