Category: Pruebas caseras de embarazo

Ser madre es el deseo de muchas mujeres, que en muchas ocasiones comienzan a sentir que pueden tener un embarazo por la ausencia de un periodo mensual o por la aparición de síntomas como el dolor en los senos, los vómitos o la sensación de náuseas. Sin embargo, antes de acudir al ginecólogo lo habitual es hacerse una prueba de embarazo.

Las pruebas más habituales son el test de orina que se puede realizar fácilmente comprando un Predictor en la farmacia o bien acudiendo a un centro de salud en el que se pueda realizar un test de sangre.

Sin embargo también pruebas caseras de embarazo que aunque no están probadas de forma científica y puede haber dudas acerca de su fiabilidad, muchas mujeres aseguran que les han ayudado durante años a detectar su embarazo y a desvelar las dudas que podían tener sobre su posible maternidad.

Las pruebas caseras de embarazo

Antes de realizar cualquiera de las pruebas caseras de embarazo que existen se debe tener mucho cuidado de llevarlas a cabo de la forma correcta, además de ser altamente recomendable que se confirme el resultado acudiendo al médico o utilizando un test médico de eficacia probada. Además, hay que tener cuidado a la hora de manipular ciertos ingredientes que podrían ser perjudiciales.

Todas estas pruebas buscan encontrar a la hormona HCG en la orina, una hormona que se genera cuando una mujer se encuentra embarazada.

A continuación te detallamos algunas de las muchas pruebas caseras que existen para tratar de averiguar si existe un embarazo:

Pruebas caseras de embarazo: Azúcar

Es una de las pruebas caseras de embarazo más sencillas de realizar. Basta con añadir tres cucharadas de azúcar en un recipiente y orinar (primera orina de la mañana) sobre el azúcar. En el caso de que el azúcar forme bloques significa que existe embarazo mientras que si se disuelve el resultado es negativo.

Pruebas caseras de embarazo: Orina en botella

Para este test tan solo se debe acumular la orina en una botella, dejándola sobre una superficie que se encuentre totalmente plana por espacio de 24 horas. Pasado este tiempo se determinará el resultado en función de si existe una capa blanca delgada en la parte superior o no. Si la hay el resultado es positivo, mientras que si no se ha generado ninguna capa es negativo.

Pruebas caseras de embarazo: Trigo

Utilizar la primera orina de la mañana mezclándola con semillas de trigo y cebada. Si estas germinan quiere decir que hay embarazo, mientras que si esto no ocurre el resultado es negativo.

Pruebas caseras de embarazo: Hojas de diente de león

Para esta prueba casera se deben cortar hojas de diente de león y colocarlas en un recipiente (en un lugar donde no estén expuestas a la luz del sol). Se orina sobre las hojas para que estas se queden totalmente sumergidas en ella y tras 10 minutos se procede a conocer el resultado. Si las hojas cambian de color y muestran puntos rojizos quiere decir que existe embarazo.

Pruebas caseras de embarazo: Pasta de dientes

Una de las pruebas caseras de embarazo más fáciles que se pueden realizar. Basta con añadir unas pequeñas gotas de la primera orina de la mañana sobre una pasta de dientes blanca. Pasado un tiempo se sabrá si existe embarazo si dicha pasta cambia de color a un tono azul o se vuelve espumosa.

Pruebas caseras de embarazo: Pino

Para este test se cogen ramas y hojas de un pino, las cuales se mezclan. Sobre esta mezcla se debe orinar y dejar quieto el recipiente durante 10 minutos. Si el color de la mezcla ha cambiado el resultado es positivo.

Pruebas caseras de embarazo: Lejía (cloro)

Esta es una de las pruebas caseras de embarazo más empleadas durante mucho tiempo, una prueba en la que sede tener precaución a la hora de utilizar la lejía para evitar posibles irritaciones en la piel o en los ojos. Al igual que el resto de test de este tipo es muy sencilla de llevar a cabo.

En primer lugar se coge la primera orina del día en un recipiente debidamente esterilizado (o completamente limpio) y sobre ella se añade una pequeña cantidad de polvo de lejía.

En el caso de que la orina no cambie el resultado del test es negativo, mientras que si la orina produce efervescencia y espuma es positivo.

Pruebas caseras de embarazo: Jabón

En este test basta con coger un pequeño trozo de jabón y verter sobre él un poco de la primera orina del día. Si el jabón comienza a generar espuma existe embarazo.

Pruebas caseras de embarazo: Vinagre

La utilización de vinagre es una de las pruebas caseras de embarazo más comunes y son muchas las mujeres que aseguran que ha sido certero en su diagnóstico.

Para esta prueba se necesita recoger en un recipiente esterilizado o completamente limpio y que sea transparente la primera orina del día. Sobre esta orina se añadirá una cucharada de vinagre (la mitad de una cucharada sopera) y se dejará reposar durante 20 minutos sin mover dicho recipiente.

Pasados los 20 minutos se comprobará si la mezcla ha cambiado de color y si tiene espuma sobre la orina. En ese caso existe embarazo, mientras que si no hay cambios significa que no lo hay.

Pruebas caseras de embarazo: Vino

Se coge un poco de vino y se mezcla en un recipiente con la primera orina de la mañana. Si la mezcla es de color claro o amarillo significa que la mujer se encuentra embarazada

Pruebas caseras de embarazo: Paracetamol y peróxido de hidrógeno

Se guarda en un recipiente la primera orina de la mañana y se le añade en la misma proporción peróxido de hidrógeno y paracetamol. Si la orina cambia de color a azul significa que hay embarazo.

Estas pruebas caseras de embarazo han sido utilizadas durante mucho tiempo para saber si las mujeres se encontraban o no embarazadas, si bien no existen evidencias científicas de que ninguna de ellas sea lo suficientemente fiable como para saber realmente si hay embarazo. Por ello se debe confirmar el resultado con un test médico.

Prueba casera de aceite y orina

La gran mayoría de mujeres que buscan un bebé quieren saber lo antes posible si se han quedado embarazadas, por lo que es habitual gastarse una gran cantidad de …

Test casro del aceite estoy embarazada?

Ya sea por el deseo de tener un hijo o por todo lo contrario, en muchas ocasiones nos encontramos con la necesidad de realizar alguna prueba de embarazo que …