Trucos caseros para recién casadas

A la hora de emprender la vida en común y llevar una casa, por mucha ayuda que puedas tener, y por mucho que te hayas preparado aprendiendo quizá a cocinar, y que tengas ya alguna experiencia en las pequeñas lides caseras, siempre habrán algunos contratiempos que controlar, y es que llevar una casa por pequeña que sea y aunque sea solo para dos, requiere ocuparse de muchas cosas, la ropa y su cuidado, la cocina, la limpieza del hogar y para las que se preparan a casarse hoy les traigo algunos trucos caseros para recién casadas, para algunos de esos inconvenientes que surgen en el hogar y que les ayudarán ahora que irán integrándose a su vida de esposa y ama de casa (que aunque trabajen las mujeres hoy en día, siempre tendrán que ocuparse de cosas del hogar).

Remover manchas rebeldes de labiales, crayones y sucio en los muebles y paredes: Utilizar un paño con un poco de limpiador a base de cera, aplicar suavemente retirando el sucio y dejar secar.

Pintura sobre el piso: Humedecer las manchas con removedor de pintura de uñas dejando estar un rato y luego frotar con un trapo limpio, y luego lavar con agua tibia jabonosa.

Desmanchar la tabla de picar y los cuchillos de sangre de carne: Bastará con espolvorear sobre ellas un poco de sal y frotar después de un corte de limón.

Suavizar la tela de unos vaqueros nuevos: Añadir media taza de sal de mesa al detergente mientras lavas el vaquero en la lavadora.

Planchar sin agotarse: Poner un pedazo de papel aluminio debajo de la cubierta de la tabla de planchar, el papel refleja el calor de la plancha y la tela se desarruga más pronto por ambos lados.

Para un zipper que no se desliza bien: Frotarle una pastilla de jabón y funcionará perfectamente.

Reusar el aceite de cocina ya usado: Usar un lienzo de tela de filtrar y colocar junto a un filtro de cafe pasando el aceite usado por él, se volverá aceite nuevo.

Leave a Reply