Consejos para comprar tu primera casa

Muchas veces los recién casados deciden comprar su primera casa, para habitarla de inmediato luego de su boda. Esta es la situación ideal desde luego, por el viejo adagio de que “casado, casa quiere” pero los tiempos actuales muchas veces limitan las posibilidades de adquirir una casa al momento de casarse, y es algo que quizá deba irse planeando y haciéndose con tiempo y luego de ahorrar y cotizar.

Lo más importante no es comprar una lujosa casa, desde luego si tienes las posibilidades puedes comprarte la casa que quieras, pero si como toda la mayoría de los mortales tienes que pagar una hipoteca, quizá debas postergar esa primera casa para más tarde, pero si te decides porque quieres una casa y tu pareja también, hay que tomar en cuenta algunos aspectos.

  • ¿Sus ingresos permiten el pago de sus necesidades básicas, atendiendo el aspecto también de que recién casados deben ir amoblando su hogar, y poder pagar una hipóteca? ¿de cuánto? ¿en cuánto tiempo?
  • ¿Qué tipo de casa necesitan? esto va paralelo a la decisión de tener hijos, cuántos tendrán, en qué determinado tiempo construirán esa familia, esto es importante porque quizá luego la casa sea demasiado chica para albergar a la familia y habrá que retomar la mudanza.
  • Antes de decidirte debes tener un presupuesto bien proyectado, para ello pide asesoría profesional, lo mismo que para elegir la casa, y si vas a obtener un crédito, debes pensar en que el pago del mismo no es algo que saldrá de la nada, hay que hacer ajustes.
  • Elige una casa que quede cercana a tu trabajo, o al de tu pareja, ello permitirá ahorrar en transporte y será cómoda para hacer las compras, ir y volver del trabajo.
  • Si piensas tener niños, ten en cuenta que la misma tenga suficiente espacio para los pequeños, las habitaciones necesarias, y áreas de juegos.
  • Si quizá no puedes costearte por el momento una casa, y vas a arrendar, es necesario que tomes en cuenta que una parte de tu presupuesto mensual de ambos como uno solo que son ya, esté destinado al ahorro de esa casa que deberán adquirir en algún momento.
  • Traza un plan para amoblar la casa, no te vuelvas loca comprando cosas innecesarias y acabando el dinero de otras cosas, compra poco a poco, disfruta de las tiendas con rebajas, y piensa que puedes hacer un lugar acogedor sin endeudarte.
  • Si rentas un departamento por el momento, deberán hacer un plan de cierto tiempo hasta comprar su propia casa, no desistir del asunto porque el tiempo transcurre rápido y un día la familia será grande y los costo de adquisición mayores.
  • Consulta con un experto cuando hayas encontrado la casa o el departamento ideal, no te dejes llevar por las apariencias, averigua si funciona bien todo, si las cañerías y demás están en perfectas condiciones, aún cuando sea una construcción nueva.  Piensa si está en un lugar adecuado para toda la familia, averigua sobre cómo es el vecindario, qué tan cerca o lejos quedan los servicios, todo es importante.

También te interesará:

Consejos para organizar una boda económica

Leave a Reply