Consejos para controlar la ansiedad preboda

Que las novias son un manojo de nervios previo al día del enlace, no es secreto para nadie, como tampoco es posible hacer desaparecer así por que sí, ese sentimiento de ansiedad que invade especialmente a “ella” frente al momento importante de su vida.  Es algo natural sentirse agobiada por los preparativos, por las exigencias frente a una vida que cambiará en nada, y sobre la perspectiva de temor ante lo que sucederá llegado el momento del enlace.  Todo preocupante sin motivo alguno, pero más que todo, por el exceso de cosas que pensarse y prepararse.

Penar en positivo y mantenerse tranquila

  • Manten la calma, nada sucederá o dejará de suceder, preocupada o no, lo más sano entonces viene siendo, estar calma.

Planificación correcta: Planear la boda

  • Lleva una agenda de boda en donde anotes cada día los progresos y los pendientes del gran momento, eso te ayudará en esa sensación de que ¿no me he olvidado algo? ¿faltará algo?.  A medida que se acerca el momento importante, la visión de cosas hechas te ayudará a controlarte.
  • Ten gente cercana que pueda ayudarte. Madres, hermanas, amigas íntimas pueden ser un gran aliado para no pasar sóla por éstos momentos.

Snaks saludables contra la ansiedad

  • Si la ansiedad te provoca comer, ten a mano siempre una bolsa de frutas picadas en gajos, un poco de manzana o un recipiente con sandia, para llenar el estómago y esa sensación de vacío sin arriesgar a que el vestido no te quede.
  • Evita fumar o comer compulsivamente para atajar la ansiedad temporal.

Meditación o yoga

  • Toma una hora antes de dormir cada noche, para poner un poco de música relajante, olvida la boda y los preparativos, tus dudas, tus interrogantes y deja volar la mente, piensa en cualquier cosa que no sea ese momento crucial, eso ayudará a controlar el estrés.

Si puedes acceder a un entrenador personal o acudir a alguna clase de yoga, te ayudará a estar más relajada y liberar tu mente por momentos.

Haz ejercicios y mantente un poco en forma

  • Sal a caminar un poco cada día, sin nadie que te hable de la boda, solo tu y tu música, una hora es suficiente para desconectar y retomar bríos.

Si ves que el evento te puede superar, no está de mas tener a mano un psicólogo o alguien de confianza en quién poder descargar todas tus preocupaciones o tus dudas.

Eliminar pensamientos negativos

No dejes que los sentimientos negativos te afecten. Las bodas son eventos muy importantes en nuestras vidas, pero sobrecargarnos de presión y responsabilidad, o querer que todo salga perfecto, no nos hará ningún beneficio. Los fallos están bien, lo importante es que tu familia, esposo y seres queridos estén todos juntos en ése momento tan especial.

 

 

 

 

Leave a Reply