Lipolaser

| |

Qué es el Lipolaser

El lipolaser es un tipo de tratamiento que consiste en placas que por medio de calor y luz permiten quemar grasa localizada gracias a su láser de diodo, nos permite realizar un moldeamiento corporal y llegar a la eliminación de grasa, es NO invasivo ya que no necesita incisiones, es indoloro por la misma razón, simplemente estimula la célula adiposa para que luego sea capaz de liberarse y drenarse por los típicos de drenajes naturales del cuerpo.

¿Qué es el láser de diodo?

Es un equipo que nos permite obtener un tratamiento 100% no invasivo, por lo tanto no vamos a tener incisiones ni anestesia, solamente es el diodo láser con sus placas actuando sobre el sitio de grasa localizada que queremos modelar, todo esto se realiza gracias a una aplicación de aproximadamente 40 minutos, este tipo de tratamiento utiliza energía láser que penetra la piel, y llega al tejido adiposo luego de esto puede estimular de forma segura los adipocitos sin de alguna forma dañar cualquier otra célula o quemarnos, nos permite no solamente la liberación de la grasa sino también de líquido y nos va a permitir drenar estos componentes de una forma pasiva y segura gracias a el drenaje natural de nuestro cuerpo gracias a la linfa y a nuestro hígado.

¿Cómo drenamos la grasa con el lipolaser?

Cuando las placas del láser estimula las células adiposas del cuerpo se separa: agua, células adiposas y triglicéridos, todo esto es drenado naturalmente, la grasa es llevada por los macrófagos gracias a nuestros sistemas de tuberías los cuáles son: sistema vascular, nuestro sistema linfático y por fin llegar a nuestro hígado donde los macrófagos dejaran la grasa y el hígado la eliminara como elimina la grasa consumida, la máquina calienta las células rompe los las membranas de los adipocitos y estas partículas de grasa son llevadas por el sistema linfático para serán eliminadas por la orina.

Las ventajas de la lipolisis láser

La más grande ventaja que nos da es que es un método totalmente no invasivo, nos permite reducir la grasa localizada como otros tratamientos sin necesidad de intervenciones quirúrgicas ni anestesia, sin tiempo prolongado de recuperación, nos ayuda a tensar la piel y a disminuir y eliminar la celulitis.

Nos ayuda a disolver las zonas con grasa más difíciles de eliminar, es totalmente confiable y no hay heridas por lo tanto luego del tratamiento seguiremos con nuestra vida diaria normal.

La pérdida de grasa será visible desde la primera sesión, además ayuda al metabolismo de los adipocitos.

No daña el tejido, por lo tanto, el tejido no se maltrata, se puede emplear sobre cualquier parte de nuestro cuerpo o piel, sin afectar ningún otro tejido o dañar ningún órgano, cosa que siempre está en riesgo con muchos otros tratamientos.

Puede usarse también cómo refuerzo para mantener liposucciones anteriores o a corregir irregularidades de liposucciones previa.

Gracias a que el tratamiento lo que hace es estimular la eliminación sin ninguna sustancia química resultado totalmente natural cosa que no se logra con otros tratamientos.

¿Cuántas sesiones necesito de lipolaser?

Todo depende del sitio a tratar y de la cantidad de grasa a eliminar, pero por lo general son de 2 a 3 veces por semana, durante un mínimo de 3 semanas, de nuevo todo variará según la zona a tratar y la cantidad de grasa, esta cantidad de sesiones lo establecerá el medico aunque, mínimamente se requieren de 8 a 12 sesiones.

¿Cuánto dura una sesión de lipolaser?

Depende del sitio que vayamos a tratar puede ir desde 15 minutos a 1 hora.

¿Cuántos centímetros puedo perder Gracias al lipolaser?

Gracias a estudios revelados por la Sociedad Americana para la Medicina y Cirugía de Láser nos indica que la reducción por sesión suele estar entre 0,01 y 0.2 cm, con una eficacia realmente alta, esto trae como resultado que luego de tres o cuatro semanas podamos tener un promedio de 5 a 9 cm de pérdida, con posibilidad de seguir continuando el tratamiento.

Cabe destacar que obviamente cada persona y cada cuerpo es totalmente distinto, algunos pueden perder más centímetros y otros menos centímetros, por eso el médico nos dirá cuántas sesiones necesitaremos para poco a poco llegar a las medidas deseadas.

¿Qué precio tiene el lipolisis láser?

Esta es una de las pocas desventajas que tiene este tratamiento, pues puede ser que no sea accesible a todas las personas, obviamente los precios variarán de un país a otro, pero por lo general ronda entre 1000$ a $2000, pero al ser una alternativa con tan buenos resultados y sin riesgos vale la pena invertir en ella, aunque siempre es necesario que nuestro médico nos valore y el mismo nos recomendara cuál es el mejor tratamiento para llegar a nuestra silueta deseada, y sigue siendo más económico que una liposucción.

¿En qué zonas puede ser aplicada el lipolaser?

Se puede aplicar en: cintura, abdomen, espalda, glúteos, piernas, brazos, papada, mejillas, por lo tanto, es ideal porque se amolda a todo tipo de cuerpo, y solamente en las zonas en donde quieres disminuir medidas.

¿El lipolaser puede resultar doloroso?

Este tratamiento no causa dolor, no hay incisión, solamente consiste en golpes de luz generados por paneles de diodos en la piel, como no hay incisión no hay cirugía, no hay dolor, por lo tanto, el paciente puede salir caminando y hacer su vida diaria normal después de la de cada sesión.

La lipólisis láser es un tratamiento 100% indoloro.

Como en todo tratamiento para reducción de medidas, es totalmente necesario e imperativo que el paciente luego del tratamiento incluso durante el tratamiento modifique sus hábitos negativos, esto para que el procedimiento se mantenga en el tiempo.

¿Cuáles son los cuidados después del tratamiento con lipolaser?

Es una equivocación pensar qué tratamientos como las liposucciones, las lipólisis o incluso este tratamiento de lipolaser son una solución mágica a nuestros problemas.

Por supuesto que nos puede ayudar a moldear nuestro cuerpo, a reducir medidas y a lucir como queramos, pero ningún tratamiento puede evitar que esta grasa pueda regresar si no se cambia los hábitos dañinos que podamos llevar en nuestra vida diaria, cosas como el sedentarismo y la mala alimentación son los principales enemigos de una vida saludable y de un cuerpo sano.

Podemos preguntarle a nuestro médico qué dieta podemos llevar después de nuestro tratamiento para maximizar la pérdida de grasa, debemos unir a esto aumentar la actividad diaria que tenemos caminar, ir a un gimnasio, yoga, pilates, hay infinidades de formas ahora de mantenernos activos así sea en casa.

De nada sirve pagar un tratamiento tan costoso para luego perderlo por los mismos errores anteriores, lo mejor que te podemos recomendar es que tú misma o tú mismo uses el internet como una herramienta para ayudar a alcanzar esa vida sana, hay mucha información acerca de dietas sanas, hacer dieta no es matarse de hambre, es comer adecuadamente y balanceadamente. Busca qué proteínas puedes comer, cuánto carbohidrato necesita tu cuerpo, y no olvides comer vegetales y frutas, además de mantener tu cuerpo hidratado, todas estas preguntas puedes hacérselas a tu médico que sin duda él te pondrá en el mejor camino.

¿Para quienes es recomendado la lipolaser?

Es recomendado para todas aquellas personas que no quieren correr un riesgo al que se somete en una cirugía.

Para aquellos que no pueden costearse una liposucción.

Para aquellos que no tienen tiempo para una recuperación de meses qué necesita otro tipo de tratamiento invasivo.

Personas que trabajan en horario a tiempos completos que solo pueden permitirse para sí mismos periodos limitados de tiempo.

Es ideal es ideal para mujeres que han dado a luz, debido a que la grasa que queda alojada luego del embarazo es difícil de eliminar, y al ser un tratamiento natural no interviene en la lactancia, además este tratamiento estimula la producción de colágeno y la retracción de la piel por lo tanto ayuda mejorar la piel.

Es perfecto para mujeres que tienen tiempo limitado, que tampoco pueden costearse una liposucción y tampoco pueden tener recuperaciones muy largas que les quiten un mes o dos meses en recuperación, es excelente para aquellas personas que no quieren someterse a una anestesia de la cirugía.

¿Quiénes no son viables para este tipo de tratamiento?

Este tratamiento no es un medio para perder peso, ni para personas con obesidad, si tiene más de 30% de grasa no es una opción recomendable, porque este es un tipo de tratamiento para moldear grasa localizada, si usted es un paciente con obesidad o si quiere perder peso debe de igual manera ponerse en control con su médico que él le indicará cuáles son los pasos a seguir para que llegues a la meta deseada.

Haz ejercicio después de realizar un tratamiento de lipólisis láser

Cuando te realizas una lipólisis láser las células grasas se eliminan de forma permanente, esto significa que existen menos células adiposas en la zona intervenida y la acumulación de grasa ya se no gestará con facilidad ahí. Sin embargo, debes tener en cuenta que otras partes del cuerpo pueden adoptar y acumular grasa en cambio o relevo de la zona tratada.

Sabemos que el ejercicio acelera el metabolismo de las personas, lo cual es ideal para un paciente que se haya realizado alguna intervención de liposucción tradicional o láser porque estaría evitando que su cuerpo guiara el nacedero de grasa para otras partes propensas a engordar, que no hayan sido tratadas.

La liposucción es un procedimiento cosmético que no conduce a la perdida de grasa permanente, por esa razón no debemos confiarnos nisiquiera en la zona intervenida, seamos conscientes de que si la zona se descuida, puede tender a acumular grasa de nuevo, no con el mismo riesgo que las demás zonas sin tratar pero si con un porcentaje importante de probabilidad.

  • Los ejercicios abdominales, de resistencia y estiramiento, ayudan a fortalecer los músculos de las zonas tratadas y no tratadas, lo cual ayuda perfectamente a que éstas partes se fortalezcan, se afirmen y no dejen espacio a la grasa.
  • Trotar también ayuda a perder calorías, lo cual ayuda a bajar de peso, claro, si estás excedido o excedida en ese aspecto, en compañía de agua.

Generalmente cuando la zona en la que te practicas una lipólisis láser o tradicional es el abdomen, las células de grasa tienden a instalarse en partes como las piernas y brazos, cuando eso ocurre es escanciar hacer de levantamiento y fuerza, en este caso sería alzar pesas o montar bicicleta.

Previous

Pastilla del día después

Milagro para el embarazo

Next

Leave a Comment