Segundo mes de embarazo

En el segundo mes de embarazo la mujer aún no muestra de forma evidente sus cambios corporales, si bien comienza a notar algunos cambios hormonales fruto del embrión, que continúa con su normal desarrollo.

Algunas alteraciones que empieza a notar la madre son la bajada de la tensión arterial, además de aumentar la frecuencia cardíaca en 3-5 latidos más por minuto que las pulsaciones habituales. Además el volumen sanguíneo aumenta para así satisfacer tanto las demandas de la propia madre como del feto que está creciendo en su interior.

Otro de los cambios importantes que afectan a la madre es la debilitación de su sistema inmunológico, lo que puede hacer que esté más predispuesta a padecer infecciones.

Por otro lado el útero aumenta su tamaño en unos 7 – 8 centímetros y va cogiendo una forma esférica, pero todavía no se percibirá en el vientre. Este crecimiento hará que el útero presione la vejiga y esto provocará que la madre tenga ganas de orinar con una mayor frecuencia. Los pechos también crecen y están más sensibles.

El desarrollo del feto en el segundo mes de embarazo

Entre la semana número cinco y la diez, el segundo mes de embarazo, el embrión comienza a formar sus órganos, tejidos y sistemas. En torno a la quinta semana el corazón empieza a latir si bien continúa adquiriendo su forma final durante un par de semanas.

A las cinco semanas de embaraza ya se desarrolla la tráquea y parte de los pulmones, así como el aparato digestivo. A las ocho semanas ya cuenta con órganos como el esófago, estómago, páncreas…

Llegada la sexta semana de embarazo comienzan a apreciarse pequeñas protuberancias que en el futuro serán sus brazos y sus piernas, además de empezar a apreciarse sus ojos, aunque aún están muy lejos de tener su apariencia definitiva. Una semana más tarde, en la séptima, se puede distinguir la nariz y en la octava comienzan a mostrarse los dedos de sus pies y manos.

Durante el segundo mes de embarazo se empieza a desarrollar el aparato genital y urinario, si bien aún no se puede identificar si es será hombre o mujer.

Tras estas ocho primeras semanas de embarazo el embrión alcanza un tamaño de unos 3 cm y un peso de unos 5 gramos.

Atención médica en el segundo mes de embarazo

Durante este segundo mes de embarazo es indispensable visitar al ginecólogo, siendo lo más recomendable hacerlo lo antes posible. En la visita se le preguntará por sus antecedentes médicos y los de su familia así como por sus hábitos y los síntomas que pueda provocar el embarazo. También podrá ser aconsejado en lo referente a la alimentación.

En esta visita se hará la correspondiente medición de peso y talla, así como de la presión arterial. También se llevará a cabo un examen genital y mamario y se realizará una citología si no se ha hecho una reciente. En función de toda la información recibida se podrá determinar si existe algún riesgo para la gestación.

Es importante ser totalmente sincera con el ginecólogo para que este pueda valorar si existe algún riesgo durante el embarazo, y si lo hubiera, clasificarlo como moderado o de alto riesgo.

Consejos de alimentación durante el segundo mes de embarazo

Al margen de todas las pautas que ya hemos explicado en nuestro artículo para el primer mes de embarazo, cabe destacar que de cara al segundo mes de embarazo se debe tener muy presente el yodo, un oligoelemento esencial para una sintésis adecuada de las hormonas tiroideas, claves para que crezca el sistema nervioso central y para la maduración cardíaca, pulmonar y ósea durante el proceso de crecimiento y desarrollo del embrión.

Durante el segundo mes de embarazo y en general durante todo el primer trimestre es fundamental contar con el yodo necesario, ya que una deficiencia de este oligoelemento podría perjudicar en gran medida al desarrollo neurológico del embrión. De hecho, diferentes estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguran que es la mayor causa que se puede prevenir que puede provocar parálisis cerebral o retraso mental.

Por este motivo se recomienda ingerir una suplementación de yodo durante todo el periodo de gestación y lactancia.

Ejercicios durante el segundo mes de embarazo

En el segundo mes de embarazo la madre puede empezar a practicar algunos ejercicios para empezar a preparar el parto, concretamente  los denominados ejercicios de Kegel, enfocados a fortalecer el sueldo pélvico. También sirven para evitar problemas de incontinencia urinaria.

Estos ejercicios de Kegel se pueden practicar contrayendo los músculos de la vagina durante unos tres segundos y luego soltar para dejarlos relajados, repitiendo esta serie 10 veces y después procediendo a contraer y relajar de forma rápida durante unas 20 veces. Se recomienda hacer estos ejercicios en dos o tres repeticiones durante dos o tres veces al día a lo largo de todos los meses que dura el embarazo.

Estos ejercicios le ayudarán en una gran medida de cara al día del parto.

Cuidados de la madre durante el embarazo: Higiene bucal

La higiene bucal es muy importante para la salud diaria, si bien durante el embarazo tiene aún más importancia. Esto se debe a que los cambios hormonales hacen que las encías estén más sensibles de lo normal y tengan una mayor predisposición a padecer enfermedades como la periodontitis o la gingivitis.

Cabe destacar que las infecciones orales en un embarazo pueden provocar un parto prematura, si bien estas infecciones pueden ser prevenidas visitando al odontólogo con regularidad y sobretodo antes de quedarse embarazada. Durante el embarazo no se recomienda que haya manipulaciones odontológicas y si no queda otro remedio que se realicen durante el segundo trimestre del embarazo, no en el primero.

Como es importante cuidar la higiene bucal en esta etapa de la vida se recomienda no tomar dulces en exceso y cepillarse los dientes después de cada comida, haciendo uso del hilo dental para que queden completamente limpios. En vez de utilizar enjuagues, que pueden llevar alcohol, se puede utilizar agua con sal.

Leave a Reply